Ahora que has pasado tu quinta semana de embarazo y ya estás en tu segundo mes, el bebé sigue creciendo en tu tripa y poco a poco va desarrollándose.

Si quieres saber los síntomas y cambios típicos de la sexta semana de embarazo, sigue leyendo.

Síntomas de la semana 6 de embarazo

Semana 6 de embarazo

La semana 6 de embarazo es un poco dura a nivel de síntomas ya que hasta ahora tenías estos:

  • Fatiga y cansancio
  • Náuseas y vómitos al levantarte por la mañana
  • Aumento en la sensibilidad y el tamaño de los pecho
  • Incremento de la frecuencia con la que vas al baño a orinar como fruto de la presión del útero sobre la vejiga
  • Un sentido del olfato más sensible
  • Necesidad de antojos

pero en la sexta semana de embarazo también puedes sufrir de:

  • Congestión de nariz
  • Exceso de salivación
  • Extreñimiento o dificultad para defecar
  • Sensación de ardor en el estómago o acidez

Como ves, el listado de síntomas de la sexta semana de embarazo es amplio y variado pero tranquila y mucho ánimo. Ya va quedando menos.

En cuanto a tu aumento de peso, quizás hayas engordado alrededor de 0,50Kg.

Pruebas médicas durante la semana 6 de embarazo

En la sexta semana de embarazo, puede que tu médico te mande hacerte una ecografía para controlar que todo está dentro de los niveles normales para esta fase del embarazo. Sin embargo, lo habitual es que la ecografía se haga un poco más adelante.

Lo que sí es más habitual es que te hagan unos análisis de sangre, de orina y un control de tu peso para comprobar que tu peso es el adecuado.

Desarrollo del bebé durante la semana 6 de embarazo

En la sexta semana de embarazo, el embrión ya tiene un tamaño de entre 3 y 4 milímetros aunque sigue pesando menos de un gramo. Para que te hagas una idea, tiene el tamaño de un grano de arroz.

A pesar de su reducido tamaño, sus ojos ya empiezan a tener más separación, la cabeza es de gran tamaño en comparación con el resto del cuerpo y en ella tiene unos huecos en los que posteriormente crecerán las orejas.

También empiezan a desarrollarse los brazos y piernas aunque aún es pronto para que se distingan sus dedos. Otros elementos como el cuello, cuerdas vocales, intestinos o pulmones también empiezan a formarse aunque están en una fase muy temprana de crecimiento.

Puede que cuando termine la sexta semana, su tamaño será de unos 5 o 6 milímetros y empezará a mover sus piernas y brazos aunque debido a su tamaño tan reducido, es muy pronto para que puedas sentir sus patadas.

Sin duda, no te pierdas lo que ocurrirá durante la séptima semana de embarazo.