Ahora sí que puedes decir que estás en el tercer trimestre del embarazo. Atrás ha quedado la semana 28 de embarazo y encaras la semana 29 como el inicio de la última etapa del periodo de gestación.

Aquí encontrarás los aspectos más importantes de la semana 29 del embarazo: síntomas, peso de la madre, el tiempo que llevas embaraza y cómo se encuentra tu bebé entre otros datos interesantes. ¿Quieres conocerlos? Sigue leyendo.

¿Cuántos meses son 29 semanas?

Semana 29 de embarazo

Acabas de alcanzar los 6,5 meses de embarazo. Has recorrido un largo camino y aunque todavía falten alrededor de 77 días para tener a tu hijo en brazos, en cuestión de dos meses y medio podrás verle la cara por primera vez.

Seguramente tengas muchas ganas de pasar el embarazo de una vez así que mucha fuerza, que lo mejor está por llegar.

¿Cuál es el peso la madre con 29 semanas de embarazo?

En un embarazo de 29 semanas, la madre suele engordar alrededor de 10 kilos.

Si esperas gemelos, entonces puede que tu peso se haya incrementado entre 10 kilos y 15 kilos.

Para saber si te encuentras dentro del peso ideal en el embarazo, puedes usar la calculadora que encontrarás en el enlace que te hemos dejado. Así podrás saber si pesas ligeramente por encima, por debajo o estás dentro de los parámetros normales para tu altura.

Si crees que no pesas lo que debes, recuerda pedir cita con tu médico de confianza para que sea él quien valore tu situación particular y te ponga una dieta en caso de que sea necesario.

Síntomas de la semana 29 de embarazo

En la semana 29 de embarazo, se incrementa el ritmo de crecimiento del bebé y por lo tanto, también aumenta el tamaño de tu tripa todavía más. En lo que te queda de embarazo, puede que aún engordes otros 5 kilogramos adicionales, es decir, 500 gramos a la semana.

Esto implica que los síntomas típicos de cansancio, piernas hinchadas, dolores de espalda o picores también se intensifican. Ya sabes que debes descansar siempre que lo necesites y evitar estar demasiado tiempo de pie. Cuando te tumbes, pon las piernas en alto para favorecer la circulación de la sangre.

Al incrementarse el tamaño del útero, se ejerce mayor presión en el estómago y esto puede que te provoque estreñimiento o la aparición de hemorroides.

También es probable que empieces a notar contracciones Braxton Hicks. Aún son de poca intensidad y poco frecuentes pero fruto de los cambios de postura y movimientos del bebé. Te acercas a la etapa final del embarazo así que este tipo de contracciones poco a poco irán siendo más frecuentes y de más intensidad.

¿Cuánto mide el bebé durante la semana 29 de embarazo?

En la semana 29 de embarazo, el bebé ya mide entre 36 y 38 centímetros, además, pesa entre 1,1 Kg y 1,2 Kg. El pequeño se va haciendo más grande cada día gracias a los nutrientes que absorbe a través del líquido amniótico y el cordón umbilical.

En esta etapa del embarazo, el feto comienza a colocarse con la cabeza hacia abajo para descansar, descansando sobre el cuello del útero. Al despertarse, cambia de posición y eso puede provocar que te suelte alguna que otra patada en las costillas que notarás sin problemas.

Como ya hemos dicho antes, a partir de ahora su ritmo de crecimiento se intensificará para ganar el tamaño y peso adecuado de cara a su nacimiento. Está formado por completo así que ahora sólo le queda dar forma a su cabecita, desarrollarse a nivel muscular y poner en marcha todos sus órganos. Obviamente, esto requiere de mucha energía que tú le debes proporcionar.

¿Quieres saber más sobre la semana 30 del embarazo? Pulsa en el enlace y conoce todos los detalles que te esperan durante los próximos siete días.