Tu embarazo está a punto de terminar. Acabas de abandonar la semana 37 del embarazo y empiezas la semana 38 con mucha ilusión. Sabes que falta muy poco para dar a luz aunque la espera se te está haciendo demasiado larga.

Si quieres saber qué te deparan los próximos siete días, sigue leyendo para descubrirlo. Ya falta poco para salir de cuentas, ¿tienes ya todo lo que te hace falta?

Semana 38 de embarazo, ¿cuántos meses son?

Semana 38 de embarazo

Te falta muy poco para dar a luz. Llevas 8,6 meses de embarazo y por lo tanto, te faltan sólo dos semanas para poder tener a tu hijo en brazos.

Aunque sean sólo 14 días los que faltan para el parto, puede que se te hagan más largos de lo que te gustaría. Por eso, puedes tratar de distraerte con actividades que te gusten o te relajen como leer un libro o escuchar música, así mantendrás la cabeza ocupada y harás más llevadera esta cuenta atrás.

¿Cuál es el peso la madre con 38 semanas de embarazo?

En la semana 38 de embarazo tu peso se ha incrementado entre 12 y 15 kilogramos aunque de media, las mujeres suelen engordar en torno a 13 kilogramos para esta etapa del periodo de gestación.

En el caso de que se trate de un embarazo gemelar, entonces la cifra se incrementa y la futura mamá podría engordar entre 15 y 23 kilogramos.

Síntomas de la semana 38 de embarazo

A estas alturas no podemos hablar de síntomas sino que tu estado físico está completamente condicionado por el tamaño de la tripa y el peso que has ganado durante todas estas semanas.

Esto puede provocar que te encuentres agotada o tengas dificultad para realizar tareas cotidianas, además, pueden presentarse otros problemas como dificultades respiratorias o aumento de presión sobre la vejiga, algo que te provocará que tengas que ir al baño a orinar de forma muy frecuente o repentina.

También es verdad que en la semana 38 del embarazo, el bebé ya se ha encajonado y se encuentra colocado en la postura adecuada para cuando llegue el momento de dar a luz. Esto reducirá la presión sobre el esternón, lo que aliviará las molestias respiratorias y digestivas.

Dolores de regla y pinchazos

En la semana 38 de embarazo es frecuente que muchas mujeres embarazadas experimenten dolores similares a los de la regla o menstruación. Estos pinchazos son un síntoma más de que el parto está muy cerca y que el bebé está apunto de nacer.

Si preguntas a tu médico sobre estos dolores de regla o pinchazos, verás que no lo da mucha importancia ya que no se trata de nada fuera de lo normal.

Sin embargo, ten siempre presente que estos dolores de regla o pinchazos en la semana 38 de embarazo no van asociados a un sangrado por lo que si notas una pérdida de sangre, vete al hospital de forma urgente.

Síntomas de parto en la semana 38 de embarazo

Es posible que ya estés familiarizada con las contracciones de Braxton Hicks, unas falsas señales de que podemos estar de parto cuando en realidad no es así.

Las contracciones de Braxton Hicks son irregulares y de poca intensidad, sin embargo, un claro síntoma de parto es la aparición de contracciones mucho más intensas y espaciadas en el tiempo de forma regular.

Por ejemplo, muchas mujeres suelen tener contracciones cada cinco minutos durante una hora y media antes de que llegue el momento del parto.

Lo mejor en estos casos es que te apuntes en una hoja la hora a la que tienes cada contracción para ver si se repiten en intervalos de tiempo regulares y así poder identificar que vas a dar a luz pronto.

Otros síntomas de parto muy claros son:

  • Rotura del saco del líquido amniótico, lo que normalmente conocemos como romper aguas.
  • Reducción de los movimientos del bebé.
  • Pérdida del tapón mucoso.

Si el parto se adelante y el bebé no está en la postura adecuada, puede que tengan que practicarte cesárea.

Pruebas médicas durante la semana 38 del embarazo

A las 38 semanas de embarazo tendrás que visitar al médico de nuevo. Con todas las pruebas ya realizadas, el especialista sólo quiere asegurarse de que todo está bien y conocer tus síntomas durante estos días.

Con los datos que le proporciones y las pruebas adicionales que te haga, trabará de prever la fecha exacta del parto para que el nacimiento del bebé sea de forma totalmente controlada y supervisada.

Movimientos del bebé en la semana 38 de embarazo

El bebé ya tiene una longitud de 49 centímetros y pesa alrededor de 3 kilogramos. Le falta espacio para moverse así que teniendo en cuenta que estamos en la semana 38 del embarazo, ya debería estar encajonado y en la postura adecuada para su nacimiento.

Esto significa que su cabeza descansa sobre el cuello del útero y su actividad física se reduce considerablemente aunque en algunos casos, hay madres que aseguran que el bebé se mueve mucho durante la última etapa del embarazo, algo que no suele ser lo habitual.

¿Tienes ganas de saber qué pasará en la semana 39 de embarazo? Entra en el enlace que acabamos de dejarte y descubre qué ocurrirá en los siguientes siete días del periodo de gestación.