Bienvenida a la semana 37 de embarazo. Estás en la recta final del periodo de gestación y ahora mismo puedes contar con los dedos de la mano las semanas que te quedan para dar a luz.

Ahora que ya has bajado el dedo correspondiente a la semana 36, vamos a ver qué te deparan estos siete días cargados de emociones, síntomas, contracciones que pueden engañarte y hacerte creer que estás de parto así como otros datos interesantes. Sigue leyendo para conocerlo todo sobre la semana 37 de embarazo.

Semana 37 de embarazo, ¿cuántos meses son?

Semana 37 de embarazo

Ahora mismo llevas 8,4 meses embarazada. Te falta muy poco para poder ver la cara de tu bebé y disfrutar de él.

Aunque no sabemos tu fecha probable para el parto, matemáticamente te quedan alrededor de 21 días para dar a luz así que los nervios empiezan a aflorar. Tranquila y paciencia, ya no te queda nada.

¿Cuál es el peso la madre con 37 semanas de embarazo?

Tal y como hemos comentado en las secciones para las semanas anteriores, el bebé ahora está dedicando la última etapa del embarazo para ganar peso e incrementar su tamaño.

Obviamente, esto te afecta a ti indirectamente que sigues ganando más peso cada día. En la semana 37, lo normal es que hayas engordado entre 11,5 kilos y 14 kilogramos.

Si tu embarazo es gemelar, podrías haber engordado entre 15 y 22 kilos. Obviamente, tienes dos niños a punto de nacer y eso incrementa notablemente el peso que se engorda durante el periodo de gestación.

Síntomas de la semana 37 de embarazo

Molestias” es la palabra que mejor define tu estado actual. Te sientes cansada, el excesivo tamaño de la tripa te molesta para determinadas actividades del día a día y la presión que el bebé ejerce sobre tu vejiga y caja torácica provoca que tengas ganas de orinar de forma muy frecuente o dificultades para respirar.

En esta etapa ya no hay remedios que alivien estos síntomas. Intenta distraerte en la medida de lo posible para mantener la cabeza ocupada en otras cosas. Leer, darse un baño relajante o poner música suelen ser algunos entretenimientos que muchas embarazadas emplean para enfocar la atención en otras cosas y no acordarse de los síntomas del embarazo.

Contracciones en la semana 37 de embarazo

Dado que el embarazo se aproxima, las contracciones de Braxton Hicks intensifican su intensidad y frecuencia. 

Estas contracciones son normales pero pueden transmitirnos la falsa sensación de que estamos de parto así que es muy importante que sepas identificarlas bien para evitarte sustos antes de tiempo.

Cuando llegue el momento de dar a luz, tendrás estos síntomas:

  • Contracciones mucho más fuertes y regulares. Muchas embarazadas suelen tener contracciones cada 5 minutos durante una hora y media cuando llega el momento del parto pero lo mejor es que lo vayas anotando para saber si las tuyas son regulares en el tiempo.
  • Romper aguas. Este es el claro síntoma de que estás de parto y significa que el saco del líquido amniótico se ha roto.
  • El bebé reduce sus movimientos: tal y como veremos más adelante, cuando llega el momento del parto notarás que tu bebé ha reducido su actividad notablemente.
  • Pérdida del tapón mucoso: otro claro síntoma de que estás de parto.

Pruebas médicas durante la semana 37 del embarazo

En lo que te queda de embarazo, tendrás que visitar al médico una vez por semana aproximadamente.

Básicamente se trata de un control rutinario para comprobar si has tenido contracciones fuertes y tratar de identificar síntomas que permitan prever cuándo darás a luz.

Movimientos del bebé en la semana 37 de embarazo

El bebé ya mide 48 centímetros y pesa sobre 3 kilogramos. Hasta la semana 40 seguirá creciendo pero ya tiene un tamaño adecuado en el que si llegase el caso de un nacimiento prematuro, no habría ningún tipo de riesgo.

En lo referente a los movimientos del bebé, en la semana 37 ya ha adoptado la posición adecuada para dar a luz, lo que reduce considerablemente su actividad. Su cabeza descansa sobre el cuello del útero para que cuando llegue el momento del parto, la cabecita sea lo primero que salga al exterior.

En el caso de que el bebé no esté en la postura adecuada, el médico valorará hacer una cesárea para evitar problemas.

Si tienes curiosidad por saber lo que ocurrirá en la semana 38 de embarazo, pulsa en el enlace que acabamos de dejarte para salir de dudas.