La primera semana de embarazo es la más importante porque es en la que da comienzo el acontecimiento por el cual, a partir de dos células se engendrará a un precioso bebé que nacerá después de 40 semanas.

Aunque los primeros siete días den comienzo al proceso y aparentemente de la sensación de que no se producen muchos cambios, lo cierto es que sí hay cosas que cambian.

Síntomas en la primera semana de embarazo

Semana 1 de embarazo

La madre empezará a notar los primeros síntomas de que está embarazada y esto significa que puedes tener sensación de:

  • Fatiga: puede que descanses peor y eso te provoque síntomas de fatiga o que te cansas más para hacer tareas que antes no suponían ningún problema para ti:
  • Náuseas: como ya es probable que sepas, en los primeros días es frecuente sufrir náuseas en determinados momentos del día, incluso a veces te llegarán sin avisar.
  • Vómitos: si las náuseas son fuertes puede que eso acabe provocándote vómitos en alguna ocasión.
  • Aumento en el tamaño de los pechos: otro síntoma habitual de la semana 1 de embarazo es el aumento del tamaño de los senos. También suelen ponerse más blandos de lo habitual.
  • Sensación de que te haces pis de forma frecuente: si vas al baño de forma más recurrente, puede que estés sufriendo este síntoma típico de la primera semana de gestación.
  • El sentido del olfato se potencia: vete acostumbrándote a que todo huela mucho más que antes, para bien y para mal. Tu olfato se va a agudizar y olores que antes te gustaban podrían llegar a desagradarte.
  • Inestabilidad emocional, cambios de actitud, nervios y otras alteraciones fruto de la acción de las hormonas durante el proceso del embarazo. A partir de ahora sufrirás de una montaña rusa emocional así que se fuerte y apóyate mucho en tu entorno.

Y como no podía ser de otra forma, comienzan los antojos que pueden ser de toda clase dependiendo de la madre.

Crecimiento del bebé durante la primera semana de embarazo

Como hemos dicho al principio, el óvulo y el espermatozoide que lo han fecundado irán formando una bola de células llamada blastocito que irá creciendo según pasen los días.

En el séptimo día, el óvulo fertilizado irá bajando por las trompas de Falopio para colocarse en el útero, ahí permanecerá durante el resto del proceso de gestación que durará 9 meses.

Si quieres saber más, pásate por nuestra calculadora de embarazo y por supuesto, no te pierdas los futuros cambios que experimentarás tú y tu bebé durante la segunda semana de embarazo.