Calcular la sensación térmica es algo especialmente útil para comprobar la reacción de nuestro cuerpo ante determinadas condiciones ambientales como el viento.

Calcula la sensación térmica a continuación introduciendo sólo la temperatura en grados centígrados y la velocidad del viento en kilómetros por hora, valores que puedes conseguir en cualquier web de meteorología

¿Qué es la sensación térmica?

Calcular sensación térmica

Aunque en la previsión meteorológica veamos que va a hacer una temperatura determinada, puede que el elevado viento aumente o reduzca la sensación térmica, haciendo que nos tengamos que abrigar más o menos.

Pero, ¿qué es la sensación térmica? Si buscamos una definición, la sensación térmica hace referencia a la reacción de nuestro cuerpo a partir de las condiciones ambientales. Esas condiciones ambientales pueden incrementar nuestra sensación de calor o frío ambiental.

Por ejemplo, el viento es uno de los factores que más influye a variar la sensación térmica pero no es el único. La humedad también tiene mucho peso y es que no es lo mismo pasar un día de agosto en la playa a 35º que pasar ese mismo día en Madrid con la misma temperatura. La humedad relativa del aire juega un papel fundamental.

Cómo calcular la sensación térmica

Niño refrescándose para bajar la sensación térmica

Para calcular la sensación térmica a partir de la velocidad del viento podemos usar la fórmula de Siple:

Sensación térmica = 13.112 + 0.6215 Tempambiental -11.37 V 0.16 + 0.3965 Tempambiental V0.16

Siendo v la velocidad del aire en km/h y la temperatura ambiental en ºC.

Este cálculo de la sensación térmica es aproximado y no tiene en cuenta otras variables como el influjo de la radiación al aire libre durante un día soleado, algo que puede modificar notablemente la sensación térmica percibida por nuestro cuerpo. Obviamente, no es igual estar a la sombra que al sol.

Aún así, la temperatura de sensación es un valor que refleja de forma muy aproximada la sensación de una persona en un ambiente determinado a partir de su temperatura y velocidad del aire.

Para comprobarlo, a continuación os dejamos con una tabla en la que se puede ver cómo influye el aire en la variación de la sensación térmica:

Temperatura (ºC)Viento menor a 12,5 km/hViento entre 12,5 y 21,5 km/hViento entre 21,5 y 36 km/hViento entre 36 y 50 km/hViento superior a 50 km/h
200-1-3-4-4
210-1-3-4-4
220-1-2-3-4
230-1-2-3-4
240-1-2-3-4
250-1-2-3-4
260-1-2-3-3
270-1-2-3-3
280-1-2-3-3
2900-1-2-3
3000-1-2-2
3100-1-2-2
3200-1-1-1
33000-1-1
3400000
3500001
3600011
3700012
3800012
3900122
4000123
4100123
4200123
4300123
4400123
4500123
4600123
4700123
4800123
4900123
5000023

Como puedes apreciar, a partir de 34ºC la presencia de viento incrementa la sensación térmica en lugar de reducirla. Esto tiene mucho sentido y es que nuestra temperatura corporal está entre 35ºC y 37ºC por lo que en altas temperaturas, el viento nos da una sensación de estar metidos en un horno por lo que el calor se intensifica.

Para temperaturas inferiores a nuestra temperatura corporal, la sensación térmica disminuye a medida que hace más viento. Esto es algo a tener muy en cuenta ya que en temperaturas de sensación térmica muy altas, empezamos a correr riesgos para la salud:

  • Precaución: entre 27ºC y 32ºC. Podemos sentir fatiga si estamos mucho tiempo al sol o hacemos ejercicio con estas temperaturas.
  • Precaución extrema: entre 32ºC y 40ºC. Con estas temperaturas ya corremos el riesgo de sufrir una insolación, golpes de calor, calambres musculares.
  • Peligro: entre 40º y 55º: se aumenta la probabilidad de sufrir alguno de los problemas visto en el punto anterior.
  • Peligro extremo: temperaturas superiores a los 55º en sensación térmica. En este caso, nuestra salud corre grave peligro y podemos sufrir un golpe de calor o una insolación en cualquier momento.

En los últimos años es habitual alcanzar 40º en muchas ciudades de España por lo que si sopla un poco el viento, la sensación térmica puede aumentar un par de grados, situándonos en una situación de peligro.

En estos casos de tanto calor, lo mejor es que calcules cuántos litros de agua hay que beber al día y salir siempre con tu botella fresca de casa.

Estaciones meteorológicas

Estación meteorológica

Gracias a los avances tecnológicos, podemos tener nuestra propia estación meteorológica por un precio muy reducido. Gracias a este producto, podemos obtener datos climatológicos en tiempo real y calcular valores como la temperatura exterior, sensación térmica, velocidad del viento, humedad ambiental, previsión y muchos otros factores.

Si estás interesado, en esta web puedes encontrar las mejores estaciones meteorológicas para usar en casa.