Calculadora de velocidad de conexión a Internet

¿Quieres saber la velocidad de tu conexión a Internet que has contratado? Cuando ves un anuncio en la televisión en el que se oferta, por ejemplo, una velocidad de bajada de 300 Mbps, hay que tener en cuenta que lo que nos están vendiendo son 300 Megabits (Mb) por segundo y no 300 MegaBytes (MB).

Las diferencias entre ambas unidades son muy palpables a la hora de descargar archivos, música o películas por internet ya que estos ficheros están en KiloBytes, MegaBytes o GigaBytes. A continuación tienes una calculadora que hemos diseñado para que conozcas la velocidad de descarga o de subida de tu conexión a Internet a partir de los datos que has contratado. 

¿Se corresponden los datos con la conexión a Internet que has contratado?

Test de velocidad de Internet

Ahora que has calculado la velocidad teórica de tu conexión a Internet, es muy recomendable que hagas un test de velocidad para comprobar si los datos obtenidos se aproximan a lo que has contratado.

Con el test de velocidad podrás calcular la velocidad de bajada y la velocidad de subida de tu conexión a Internet.

Ten en cuenta que el dato obtenido por el test de velocidad va a ser inferior a los datos teóricos obtenidos con nuestra calculadora de velocidad de Internet. ¿Cuánto más bajo? Depende de muchos factores aunque los que más influyen son los siguientes:

  • Si tienes conexión de fibra o ADSL. En este último hay mucha atenuación de la señal y el par de cobre puede reducir la velocidad de tu conexión si está en mal estado.
  • Si estás conectado al router por cable o por WiFi. Si usas la conexión inalámbrica, acércate lo máximo que puedas al punto de acceso para que la distancia no sea otro factor que disminuya la velocidad de tu conexión.
  • Cierra aplicaciones que consuman datos en segundo plano. Si estás bajando alguna película o música, usando youtube, etc. Cierra todas esas tareas antes de iniciar el test de velocidad o los resultados que obtendrás serán falsos. También debes asegurarte de que no hay otros dispositivos conectados a tu conexión y están consumiendo ancho de banda.
  • Distancia de tu casa al proveedor de servicios. Esto es algo que influye más en el caso del ADSL por lo que hemos comentado en el primer punto. Si tienes fibra, la atenuación es mucho menos y la señal llega prácticamente íntegra a tu casa, por lo que tendrás la velocidad que has contratado casi con total seguridad.

Si aún así Internet te va muy lento y el test de velocidad difiere mucho de los resultados obtenidos con nuestra calculadora, entonces llama a tu operador y pídeles una explicación porque no están cumpliendo con las condiciones pactadas en el contrato.

¿Cómo calcular la velocidad de tu conexión a Internet?

Velocidad de conexión a Internet

Pongamos un ejemplo. Imagina que tu conexión es de 20 Mbps de bajada y 600 Kbps de subida. Introduces esos datos en la calculadora y verás que puedes descargar archivos a una velocidad máxima de 2,38 MB/s y obtener una velocidad de subida de 73,24 KB/s.

Por supuesto, estos valores son teóricos por lo que es probable que en realidad consigas unos resultados mucho menores. Esto se debe a múltiples factores técnicos como el estado del cableado, la distancia desde tu casa al proveedor de servicio (si usas fibra, hasta el punto FTTH), etc.

Aún así, te puede valer como algo orientativo por si estás pensando en cambiar de operador y quieres hacerte una idea de la velocidad que podría llegar a alcanzar tu conexión a Internet.

Calculadoras tecnológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *