Calcula el número de pulsaciones por minuto que tienes ahora mismo de una forma sencilla y sin necesidad de necesitar un pulsómetro. Para ello, simplemente tenemos que contar el número de latidos que tenemos durante 10 segundos y, a partir de ahí, podemos calcular la frecuencia cardiaca de una forma sencilla y rápida gracias a la siguiente calculadora online:

¿Cómo medir las pulsaciones sin pulsómetro?

Frecuencia cardiaca en el cuello

Existen varios método para poder medir la frecuencia cardiaca sin pulsómetro. Es importante conocerlos ya que eso nos permitirá comprobar si una persona tiene pulso en caso de accidente o nos dará la oportunidad de conocer nuestras pulsaciones sin tener ningún equipo médico o pulsómetro cerca.

Para realizar una medición de nuestras pulsaciones adecuadas, tenemos que acudir a la arteria carótida que se encuentra en nuestro cuello. Colocamos los dedos índice y el del medio sobre ella y presionamos ligeramente hasta que notemos en ellos los latidos.

Frecuencia cardiaca en la muñeca

Otra opción es recurrir a la muñeca, en la zona central justo antes de que comience la mano. Esta es otra zona que podemos utilizar para medir nuestras pulsaciones durante esos 10 segundos, permitiéndonos calcular nuestra frecuencia cardiaca actual.

¿Es fiable este método para conocer la frecuencia cardiaca?

Calculadora de frecuencia cardiaca

Conocer las pulsaciones por minuto usando la cuenta de los 10 segundos es un método fiable aunque no exacto al 100%. Durante ese minuto, nuestro cuerpo puede experimentar cambios que incrementen o disminuyan el número de pulsaciones por lo que en lugar de contar 10 segundos, tendríamos que realizar una cuenta durante 60 segundos o recurrir a un pulsómetro.

Si estás interesado en comprar un pulsómetro, aquí tienes una gran variedad de equipos tanto domésticos como para practicar deporte, siendo todos ellos una herramienta perfecta para medirse la frecuencia cardiaca con frecuencia y con una fiabilidad máxima.

Calcular pulsaciones por minuto máximas

Calcular el número de pulsaciones por minuto máximas es importante para valorar los rangos de trabajo de nuestro corazón mientras realizamos actividad física. Aunque habitualmente se utiliza la fórmula de (220-edad) para calcular la frecuencia cardiaca máxima, nuestra herramientas es más completa y tiene en cuenta otros factores como el género y el peso de la persona.

Cómo calcular tus pulsaciones máximas haciendo ejercicio

Calculadora de pulsaciones por minuto máximas

Si quieres saber con exactitud tus pulsaciones máximas a la hora de hacer deporte, a continuación te explico una forma muy sencilla de sacar lo máximo de tu corazón:

  1. Calienta durante unos 15 o 20 minutos como mínimo
  2. Haz cinco series de 100 metros corriendo de forma progresiva, es decir, empiezas despacio y vas aumentando el ritmo hasta terminar haciendo un sprint. Descansa un minuto entre serie y serie para lograr que bajen algo las pulsaciones.
  3. Realizar una carrera (a ser posible con desnivel positivo, es decir, en subida) de 200 o 300 metros y subir el ritmo hasta llegar a sprint. Cuando creas que no puedes más, fuérzate un poco más para lograr alcanzar el máximo de pulsaciones.

Después de realizar estos tres pasos, cuenta las pulsaciones que tienes. Lo ideal es estar un minuto pero otro método consiste en tomar las pulsaciones durante 10 segundos y multiplicar por seis el resultado.

La prueba de esfuerzo

Existen más métodos para calcular tu frecuencia cardiaca máxima. Las llamadas pruebas de esfuerzo te las puede realizar un cardiólogo y él sabrá perfectamente tu capacidad.

Dependiendo de tu condición física, tardarás más o menos tiempo en completar la prueba pero tras vivirla, sólo puedo decirte que te prepares para sudar.

Mientras estés haciendo la prueba de esfuerzo, el médico cardiólogo llevará un registro mediante un electrocardiograma para monitorizar constantes como la tensión arterial, cantidad de oxígeno que eres capaz de mover, nivel de ácido láctico (a veces no se realiza).

Consejos para una buena salud del corazón

Está demostrado que las enfermedades del corazón y cerebrovasculares son una de las primeras causas de muerte prematura en España, lo que deja al paciente con grados de discapacidad muy altos.

Como suele suceder, estas enfermedades se acentúan más si llevamos un estilo de vida poco saludable, por lo que es muy importante seguir estos consejos para prevenirlas:

  • La alimentación tiene que ser equilibrada, lo que implica comer de todo sin dejar a ningún grupo de alimentos de lado en la dieta.
  • Hay que limitar el consumo de alimentos con grasas saturadas, lo que ayudará a regular o disminuir nuestros niveles de colesterol.
  • Come más frutas y verduras. También es positivo incrementar el consumo de hortalizas y legumbres.
  • Regula el consumo de sal, alcohol o café. Abusar de estos tres componentes puede incrementar notablemente las posibilidades de padecer una enfermedad cardiovascular.
  • Por supuesto, hay que dejar de fumar.
  • Controla tu peso y asegúrate de que estás en tu peso ideal, evitando especialmente la obesidad.
  • Evita el sedentarismo y haz ejercicio con regularidad, adaptando su intensidad a la condición física que tengas y a tu edad.
  • Reduce los niveles de estrés y ansiedad. Prescinde de todas aquellas actividades o preocupaciones que no merezcan la pena.
  • Mantén una actividad social alta y disfruta de tu familia y amigos, ellos son la mejor medicina.

Siguiendo estos trucos, reducimos considerablemente padecer una enfermedad del corazón que nos pueda dejar secuelas irreversibles o causar incluso la muerte.