Con el frío llega la temporada de encender la calefacción y dependiendo del tipo de vivienda, puede que tengamos que recurrir a radiadores eléctricos para calentar nuestra casa y las habitaciones. Para ayudarte a elegir la potencia del radiador que necesitas, a continuación encontrarás una calculadora que te dará el resultado en base al tipo de aislamiento de la casa, los metros cuadrados, el clima y la estancia.

Ten en cuenta que el valor de potencia del radiador que muestre la calculadora será el mínimo que necesitas para no pasar frío.

Temperaturas recomendables para tu casa

Mucha gente en invierno abusa de la temperatura y eso provoca un aumento exponencial en el coste de la factura de la luz en el caso de que tengamos radiadores eléctricos, estufas, emisores térmicos o cualquier otro tipo de calefacción que se alimente con electricidad.

A continuación os damos unas recomendaciones de temperatura que debes seguir para evitar que se dispare la factura de la luz durante el día:

  • Temperatura de confort en salón: 21ºC o 22ºC como máximo
  • Dormitorios: 20ºC
  • Temperatura de confort en pasillos y zonas comunes: 18ºC 0 19ºC

Cuando llegue la noche podemos apagar la calefacción si el clima de la ciudad en la que vivimos no es muy frío y el aislamiento de la casa es bueno. De lo contrario, es recomendable ajustar la temperatura de la calefacción a los siguientes valores:

  • Dormitorios (mientras dormimos): 17ºC
  • Salón: 18ºC
  • Pasillos y zonas comunes: 18ºC

Siguiendo estos pasos evitaremos que la casa se enfríe durante la noche y que durante el día tengamos que emplear mucha más energía en calentarla.

Cómo calcular la potencia de los radiadores eléctricos

A la hora de calcular la potencia necesaria para usar radiadores eléctricos, debemos tener en cuenta una serie de factores que nos harán necesitar más o menos potencia. A continuación vamos a ver cuáles son:

Metros cuadrados

Cuanto mayor sea la superficie de la habitación, mayor será la potencia para calentar el volumen de aire frío de la estancia.

Tipo de clima

Tipo de clima en invierno

Dependiendo de la zona en la que vivamos, el invierno será más o menos duro. No es lo mismo el invierno de Reinosa que el de Málaga por lo que tendrás que tenerlo en cuenta. A continuación te damos los valores que más adelante usaremos en la fórmula para calcular la potencia de los radiadores:

  • Frío Extremo: 20
  • Muy frío: 16
  • Frío: 15
  • Suave: 13

Si no sabes qué tipo de clima tiene la zona en la que vives, el mapa que tienes encima de estas líneas puede ayudarte a salir de dudas.

Estancia

Como hemos visto antes, dependiendo del tipo de habitación necesitaremos más o menos temperatura. Lo normal es que calentemos a 20ºC estancias en las que pasamos más tiempo como el salón o los dormitorios.

Por contra, las zonas de paso como el vestíbulo o los pasillos no es necesario calentarlas tanto aunque tampoco conviene que haya mucha diferencia de temperatura con respecto a las habitaciones o cada vez que nos movamos de una habitación a otra notaremos mucho contraste de temperatura. Lo ideal es ponerlas a 19ºC

A continuación te damos los valores que usaremos en la fórmula dependiendo de la estancia:

  • Salón, baño: 1,1
  • Dormitorio: 1
  • Cocina, vestíbulo o pasillos: 0,9

Aislamiento

Contar con un buen aislamiento es fundamental para calentar una casa en invierno. Si tenemos pérdidas en ventanas y puertas, parte del calor emitido por la calefacción se perderá y necesitaremos mucha más energía para calentar la casa.

Estos son los valores que debes usar en la fórmula dependiendo del tipo de aislamiento de la zona a calentar:

  • Sin aislamiento: 12
  • Regular: 14
  • Buen aislamiento: 12

Fórmula para calcular la potencia de los radiadores eléctricos

Ahora sí, la fórmula para calcular la potencia de los radiadores eléctricos es:

W = ((Aislamiento + Tipo de clima) x Estancia x m2 x 250)/ 86

Por ejemplo, imaginemos que vivimos en Valladolid y queremos calentar una habitación de 10 m2 que cuenta con un buen aislamiento. La fórmula quedará de esta manera:

W = ((12 +16) x 1 x 10m2 x 250)/ 86 = 814W

Es decir, necesitaremos un radiador o emisor térmico de esa potencia como mínimo. Si lo compras de 800W puede que calientes la habitación pero que nunca llegues a alcanzar la temperatura deseada ya que la potencia estaría por debajo.

Si lo compras de 900W en adelante, calentarás antes la habitación y además alcanzará la temperatura deseada, por lo que el termostato del radiador lo apagará automáticamente y terminarás consumiendo menos cantidad de electricidad al no tener que estar funcionando constantemente al máximo.

A continuación tienes unas tablas con el coeficiente W/m2 ya calculado para que solamente tengas que multiplicar su valor por los metros cuadrados de la estancia calentar

Vivienda con aislamiento térmico:

Vivienda con Aislamiento térmico

Vivienda sin un aislamiento térmico adecuado:

Vivienda sin aislamiento térmico

Tipos de calefacción eléctrica

En el mercado actual existe una gran variedad de productos para calentar la casa usando la electricidad. A continuación os vamos a contar cuáles son y los pros y contras de cada uno:

Emisores térmicos

Emisor térmico

Los emisores térmicos son radiadores de aluminio que cuentan con una resistencia que se calienta y emiten una gran cantidad de calor de forma prácticamente inmediata por lo que si tenemos uno de la potencia correcta, calentará una habitación en poco tiempo.

Consumen “poco” y su precio es medio ya que no es la opción más barata pero tampoco la más cara. Aunque cuesten un poco más, lo ahorraremos en poco tiempo en la factura de la luz.

Es la opción más recomendable para usar de forma continua. Además suelen contar con una pantalla y botones para controlar la temperatura o incluso programar su potencia cada hora durante todos los días de la semana, por lo que una vez programado nos olvidaremos completamente de él y ahorraremos aún más.

Comprar – Emisores térmicos

Radiadores de aceite

Radiador de aceite

Los radiadores de aceite pesan bastante ya que en su interior hay un aceite de alta densidad que tenemos que calentar. Esto tiene la desventaja de que tardaremos un buen rato en empezar a notar que desprende calor y además necesita bastante más energía que en el caso de los emisores térmicos.

Como ventaja de los radiadores de aceite tenemos que son muy baratos y que una vez apagados, como el aceite está caliente, estará desprendiendo calor durante varias horas sin gastar nada de luz.

Sólo recomendamos este tipo de radiadores si no quieres gastar mucho dinero y tienes que usarlo para calentar una única estancia

Comprar – Radiadores de aceite

Calefactor

Calefactor

El calefactor suele ser muy barato y cuentan con potencias altas para calentar de forma inmediata estancias pequeñas como un baño, lo que es ideal para ponerlo mientras nos duchamos.

A pesar de que calienta rápido, es poco eficiente por lo que sólo es recomendable utilizarlo durante periodos cortos de tiempo, por eso es ideal para baños o habitaciones en las que tengamos que hacer algún tipo de actividad durante unas pocas horas.

Además dado que pesan muy poco, los podemos transportar y guardar con mucha facilidad.

Comprar – Calefactores

Bomba de calor

Bomba de calor

La bomba de calor también es conocida como aire acondicionado o split. A pesar de funcionar con electricidad, son muy eficientes ya que cuentan con una gran capacidad calorífica (dependiendo de la calidad de cada modelo) y gracias a la tecnología Inverter consumen energía de forma moderada, pudiendo calentar estancias de grandes dimensiones sin problema.

Como única pega, la bomba de calor tiene un precio alto (desde 300 euros para modelos básicos con pocas frigorías) y requiere instalación, con lo que es otro coste a sumar. Como ventaja, además de usarlo para dar calor en invierno, también podremos usarlo en verano para mantener la habitación fresca, deshumidificar o usar en modo ventilador solamente.

Si tu presupuesto lo permite, es una de las opciones más recomendables para usar de forma permanente.

Estos son a grandes rasgos los tipos de calefacción eléctrica más común. Si para ti la electricidad no es una opción, te recomendamos que mires alternativas como las estufas de llama azul, catalíticas o incluso de parafina.

Consejo para ahorrar en luz

Potencia radiadores

Por circunstancias de la vida, he tenido que pasarme a la calefacción eléctrica para un chalet adosado de tres plantas en el que usaremos solo las siguientes estancias:

  • 2 Despachos (segunda planta)
  • Dormitorio (segunda planta)
  • Baño (segunda planta)
  • Cocina (primera planta)

El resto de la casa permanece cerrada, tanto a nivel de persianas como de puertas. De esta forma evitamos que el frío que tienen se transfiera a la zona caliente de casa y los radiadores pierdan eficiencia.

A nivel de calefacción eléctrica, hemos apostado por con la siguiente configuración:

  • Despacho: 1 radiador de 800W
  • Despacho 2: 1 radiador de 500W
  • Dormitorio: 800W
  • Cocina: 1300W
  • Vestíbulo: 1 radiador de 500W

En total son 5 radiadores que suman una potencia de 3900W y que calientan la casa de forma uniforme. Además, como el calor sube, la buhardilla coge temperatura sin necesidad de tener nada de calefacción mientras que la planta baja que es la más fría, la mantengo caliente con el combo de los dos radiadores de 1300W + 500W.

A nivel de electricidad puede ser una ruina pero teniendo que cambiar la instalación de gas y renovar la caldera, no salía rentable invertir más de 2000 euros de golpe para pasar un único invierno así que la solución fue tirar de electricidad.

Para ahorrar lo máximo posible, contraté una tarifa de discriminación horaria en la que me dan 8 horas al día con un precio de Kw/h muy reducido. Concretamente, pasé de un precio del Kw/h de 0,15€ céntimos a 0,08€ por lo que el ahorro es notable.

Esas 8 horas están repartidas de la siguiente manera:

  • De 9:00 a 15:00: calentamos la casa con los radiadores a tope y a una temperatura de 24ºC ya que el coste de la electricidad es mucho más reducido
  • De 15:00 a 17:00: pasamos los radiadores a modo ECO y a una temperatura de 21ºC. Como hemos alcanzado los 24ºC en el periodo anterior, apenas se encenderán y tendremos una temperatura confortable.
  • De 17:00 a 19:00: agotamos las dos horas que nos quedaban de luz barata para dar otro calentón fuerte a la casa y así recuperar temperatura en el caso de que hubiese bajado.
  • A partir de las 19h tenemos tarifa a 0,16€ Kw/h pero de nuevo, los radiadores funcionarán en modo ECO por lo que apenas se encenderán y llegaremos a la noche con la temperatura adecuada.

También aprovechamos mucho el calor que desprenden los electrodomésticos. Simplemente usar el lavavajillas ya es una buena calefacción ya que durante una hora está funcionando a 50ºC constantes y luego deja un calor residual que se mantiene durante varias horas, por lo que todo suma.

A largo plazo está claro que el gas natural hubiese sido una opción más económica pero a corto plazo no. Además los radiadores siempre podemos venderlos una vez pasado el invierno por lo que recuperas una gran parte de la inversión hecha.